Presentación del Informe 2004-2005

José A. Zamora, Coordinador del Foro Ignacio Ellacuría

Queridos amigos y amigas del
FORO "IGNACIO ELLACURÍA": SOLIDARIDAD Y CRISTIANISMO

De nuevo os presentamos el Informe con las actividades realizadas durante el curso pasado1. Como en ediciones anteriores recogemos las conferencias, los cursos y seminarios, las mesas redondas, etc. que han tenido lugar. Han sido muchas cosas interesantes y dignas de ser repensadas, discutidas y reflexionadas. Más allá del momento concreto en el que se llevaron a cabo las actividades, las aportaciones, las ideas, los conocimientos, los impulsos, etc. que recibimos en ellas pueden seguir inspirando nuestro trabajo por transformar esta sociedad y este mundo tremendamente desiguales e injustos que nos han tocado vivir. Todo rayo de luz que ilumine, desentrañe, desenmascare y revele los entresijos de dicha injusticia resulta necesario para abordar la tarea. Todo impulso que apunte hacia la utopía nos ayuda a seguir caminando comprometidos con las víctimas. El contenido de este informe puede ser una pequeña contribución para iluminar la realidad e impulsar el compromiso con otro mundo posible. Un futuro diferente también se prepara con pequeñas semillas de pensamiento alternativo. Esperamos que el trabajo realizado durante el curso y su reflejo en este informe contengan muchas de esas semillas.

Al comienzo de curso asistimos a la clausura del ciclo, que se viene desarrollando desde hace tres años, dedicado al tema Jóvenes y Sociedad con dos conferencias de personas muy vinculadas a nosotros. María José Lucerga, miembro del Foro, nos habló de los Jóvenes en el mundo-marca, y Víctor Marí Saéz, que ha colaborado con nosotros en otras ocasiones, presentó el tema de Los jóvenes y la red: el lenguaje de los vínculos. Ambas intervenciones quedan recogidas en el presente volumen. La publicidad e internet constituyen dos ámbitos clave del mundo que habitan los jóvenes. La primera es un vehículo de expresión fundamental entre los jóvenes y la forma más eficaz de conectar y comunicarse con ellos, pero lejos de ser un vehículo creado y gobernado por los propios jóvenes, resulta ser un instrumento eficacísimo de control e influencia en manos de las empresas y sus redes comerciales. Internet presenta también profundas contradicciones y ambigüedades entre sus posibles usos transformadores (nuevos modelos organizativos, participación, interactividad) y otros usos dominantes que coadyuvan al mantenimiento del estado actual de cosas. Ambas conferencias arrojan luz sobre estas ambigüedades.

En colaboración con el Colectivo La Huertecica se organizó una mesa redonda bajo el título ¿Volver a la cárcel? En ella participaron Lucía Cobacho y Antonia Murcia, Abogadas del Colectivo de Padres Contra la Droga, y Paco Febles Joubert, Abogado Penalista y miembro de la Coordinadora de Barrios de Madrid y de la Asociación Libre de Abogados. En ella se abordó la problemática que están viviendo los colectivos y asociaciones de intervención en el ámbito de las drogodependencias a raíz de las últimas reformas del código penal. Dos de las participantes, Lucía Cobacho y Antonia Murcia, nos presentan un resumen de la misma.

En enero de este año y como colofón de un seminario organizado en colaboración con la Plataforma contra la Exclusión Social, tuvieron lugar las Primeras Jornadas de Exclusión Social sobre Personas sin Hogar e Infravivienda. Junto a las ponencias de Pedro Meca y Pedro J. Cabrera, se dieron a conocer las conclusiones del seminario y se contrastaron los análisis y las propuestas al respecto de los diferentes grupos parlamentarios con representación en la Asamblea Regional de Murcia. Hemos creído que resultaría interesante reproducir el contenido de las ponencias, que ha resumido Manuel Castro, miembro de la Plataforma.

Este año se celebraba el veinticinco aniversario del martirio de Mons. Óscar Romero. América Latina siempre ocupa un lugar central dentro de nuestras preocupaciones e intereses. En colaboración con el Comité Óscar Romero de Murcia organizamos dos conferencias que nos ayudaron a dirigir nuestra mirada hacia la realidad de América Latina. La primera estuvo a cargo de Joseph Mulligan y tuvo el título de Experiencias de lucha por la paz, la segunda fue impartida por Carlos Fazio y llevó el título de Horizontes de futuro en América Latina. José Manuel Mira, miembro del Foro y del Comité, nos presenta los contenidos de ambas conferencias.

Como en cursos anteriores, también se desarrolló una serie de cursos y seminarios coordinados por miembros del Foro o de otras organizaciones dirigidos a quienes desean profundizar por medio de la reflexión pausada y el debate abierto en temas candentes y urgentes de la sociedad y la cultura de hoy. Los títulos de los cursos y seminarios fueron: Exclusión social en Murcia: personas sin hogar e infravivienda, Jesús entre los marginados, Filosofía para no filósofos III: las preguntas de la vida y Cine y religión II: una presencia multiforme. Del primero ofrecemos las conclusiones, del resto un resumen llevado a cabo por sus coordinadores.

El seminario interno estuvo dedicado al tema de La cultura del consumo. Tuvimos como base de discusión en las sesiones el libro de José-Miguel Marinas: La fábula del bazar. Orígenes de la cultura del consumo (Madrid: La balsa de la medusa 2001) y el de Adela Cortina: Por una ética del consumo. La ciudadanía del consumidor en un mundo global (Madrid: Taurus 2002). Con el primero pudimos realizar una aproximación sociológica, psicológica y antropológica al fenómeno del consumo. Con ayuda del segundo nos planteamos las cuestiones éticas del consumo. Del trabajo llevado a cabo se ofrece un resumen.

El esfuerzo necesario para la confección de este informe no será baldío si ayuda a la reflexión y al debate de quienes están empeñados humilde pero tenazmente en la transformación este mundo. Es importante no ceder en el empeño, perseverar en la lucha, y para ello necesitamos instrumentos que sirvan de apoyo. La lucidez sobre las dificultades puede llevar a perder el aliento, pero cuando la lucidez y la resistencia se dan la mano, entonces es posible sembrar semillas de justicia cargadas de futuro, pero de un futuro diferente que no sea la mera repetición de un presente construido sobre pirámides de sacrificio, sobre el sufrimiento incontable e indecible de las víctimas de la historia. Por ese futuro apostamos los miembros del Foro Ignacio Ellacuría y queremos arrastrar en nuestra apuesta a cuantos lean este informe.


1Agradecemos a la FUNDACIÓN CAJAMURCIA su colaboración en la edición de este Informe